18 septiembre 2006

La culpa de todo la tuvo el Power Point

Muchos colores, muchos diseños y muchas variedades de puntos, dibujos o símbolos. Power Point, el software de Microsoft para presentaciones gráficas, se ha convertido en una herramienta muy extendida –y útil- en el mundo empresarial. Pero no todo son luces. Según varios estudios, uno de ellos de la NASA, el uso de este programa podría estar directamente relacionado con el accidente del Columbia.


El Columbia, en 1120 palabras

Tras el lanzamiento del Columbia, los ingenieros de la Boeing Corporation prepararon 3 informes para informar a la NASA sobre las posibles consecuencias del desprendimiento. Todos aquellos datos quedaron resumidos en 28 diapositivas de Power Point. Bastó esa información (28 diapos x 40 palabras por cada una = 1120 palabras) para que los expertos de la NASA decidieran que el incidente no tenía mayor trascendencia, que el Columbia estaba a salvo y que no hacía falta seguir investigando sobre el problema. Evidentemente, estaban equivocados. Y la Comisión de Investigación demostró que el Power Point tuvo la culpa. No de que el Columbia se desintegrara. Sino de que nadie se diera cuenta de que eso iba a ocurrir.

El informe técnico vs Power Point

“Es fácil entender cómo un senior manager puede leer esta presentación de Power Point y no darse cuenta de que está hablando de una situación de vida o muerte”, se puede leer en las conclusiones de la Comisión de Investigación del Accidente del Columbia. Puede parecer un comentario marginal, pero lo cierto es que en el informe se dedica una página entera al asunto del Power Point. En ella se critica duramente a la nueva cultura de trabajo de la NASA, que en los últimos años lleva haciendo un “uso endémico” de esta herramienta. Según los analistas de la NASA, el programa de Microsoft puede ayudar a los escolares con sus trabajos o a los hombres de negocios en sus reuniones. Pero los informes técnicos de los científicos son otro mundo. Cada dato, cada número puede ser vital. Y sin embargo, una pantalla media de Power Point contiene unas 40 palabras y tarda en leerse no más de 8 segundos. Además del riesgo de perder datos, el Power Point presenta otros dilemas de tipo semántico. Según algunos expertos, el afán por abreviar puede llevar a los usuarios a aplicar palabras similares para conceptos muy diferentes. Un ejemplo utilizado por la comisión: Tras el lanzamiento del Columbia, los ingenieros realizaron un estudio para analizar los posibles daños. El resultado fue, cómo no, una presentación en Power Point. En tan sólo una diapositiva (escogida al azar), se detectó que la palabra ‘significativo’ aparecía hasta 5 veces, aunque con significados muy diferentes. En algunas ocasiones quería decir “irrelevante” y, en otras, “una cantidad de daños tal que todo el mundo moriría”.

Conclusiones de la Comisión de Investigación del Accidente del Columbia (formato PDF). (página 191)


Comentarios: Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]





<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]