21 septiembre 2006

STS-115 El 'Atlantis' aterriza

El transbordador espacial 'Atlantis' ha tomado tierra con éxito en el Kennedy Space Center, en Cabo Cañaveral (Florida), tras casi 12 días de misión en la Estación Espacial Internacional (ISS).

"Bienvenidos a casa, chicos. Han hecho un gran trabajo". Las palabras de Wayne Hale, director del programa de transbordadores espaciales de la NASA, sonaron junto con un intenso y generalizado suspiro de alivio en las instalaciones del control de la misión. El 'Atlantis' y sus seis tripulantes ya están en casa, tras la angustia vivida en las últimas horas a causa de unos "extraños objetos" no identificados que a punto han estado de volver a poner en vilo a la industria aeroespacial.

Atrás quedan 12 días de misión crucial para la NASA, la primera en que se retomaban los trabajos de construcción de la Estación Espacial Internacional, paralizados tras el accidente del 'Columbia' en febrero de 2003.

El transbordador aterrizó a las 10.21 GMT (las 12.21 horas en España), y prácticamente una hora después salieron de la nave los seis tripulantes, aunque tuvieron que pasar unas horas en las instalaciones de la Agencia antes de poder abrazar a sus familiares.

20 septiembre 2006

Tres nuevos objetos extraños alrededor del 'Atlantis'

La NASA ha localizado tres nuevos objetos flotantes bajo el transbordador 'Atlantis' un día después del descubrimiento de una extraña pieza que retrasó el regreso del transbordador a la Tierra. Según el comandante de la nave, Brent Jett, dos de los objetos tienen forma de anillo y otro de ellos algo semejante a papel de aluminio. En sus palabras a los controladores de la misión en Tierra, Jett situó el hallazgo a 30 metros de la nave.

"No se parece a nada de lo que haya visto antes flotando alrededor de un transbordador", aseguró Jett. Según sus vagas descripciones, estos objetos se asemejaban a una trozo de tela reflectante o una lámina metálica con un cable o cinta adosado.

Los astronautas de la misión notificaron este descubrimiento tras un examen de una de las pantallas protectoras del 'Atlantis'. La tripulación temía que este recubrimiento hubiese sido dañado por el objeto descubierto horas antes alrededor del aparato. Jett apuntó la posibilidad de que estos hallazgos procedieran de la nave rusa 'Soyuz', que llegó a la Estación Espacial Internacional (ISS) a primeras horas del miércoles. Sin embargo, la NASA parece desestimar esta posibilidad y argumentaron que la Soyuz orbitaba demasiado lejos parar esparcir estos misteriosos restos. Otra opción, más preocupante para la agencia espacial estadounidense, es que pueda tratarse de trozos desprendidos de la cubierta de paneles térmicos que protegen la parte inferior del transbordador de las altas temperaturas por fricción cuando la nave reingrese en la atmósfera.


La NASA investiga 'extraño objeto'

"¿Qué es eso?" Las tres palabras que salieron de la boca de Wayne Hale, director del programa de transbordadores espaciales de la NASA, eran las mismas que en esos momentos se hacían buena parte de los ingenieros de la Agencia. La respuesta sigue siendo una incógnita, pero hasta que tengan claro que el "extraño objeto" detectado volando bajo el 'Atlantis' no supone ningún riesgo para la nave o su tripulación, la NASA no aprobará el regreso a la Tierra.

El "objeto no identificado" fue detectado por los ingenieros desde Tierra gracias a una cámara de televisión instalada en el exterior del transbordador, y aunque de momento no han podido determinar ni su tamaño ni su procedencia, la principal preocupación es determinar si se trata de algún tipo de 'basura espacial' o es algo que se podría haber desprendido de la zona de carga de la nave.

Columbia misión STS-48 (15-09-1991)

Otro ejemplo es esta extraña "nube de humo" que pudo ser vista desde el Columbia en la misión STS 48. Objetos como este han podido ser vistos también en diversos lugares del planeta como en Pucón (Chile) 1997. Para los escépticos el objeto de Pucón no era más que el humo de los aviones en exhibición y otros afirman que era un efecto de los volcanes próximos al lugar. Lo cierto es que nada es comprobable ni seguro. También es cierto que estos “anillos de humo” se han visto en numerosos lugares del mundo en donde no había ni actividad humana ni volcánica. Todo lo imaginado es posible…


18 septiembre 2006

La culpa de todo la tuvo el Power Point

Muchos colores, muchos diseños y muchas variedades de puntos, dibujos o símbolos. Power Point, el software de Microsoft para presentaciones gráficas, se ha convertido en una herramienta muy extendida –y útil- en el mundo empresarial. Pero no todo son luces. Según varios estudios, uno de ellos de la NASA, el uso de este programa podría estar directamente relacionado con el accidente del Columbia.


El Columbia, en 1120 palabras

Tras el lanzamiento del Columbia, los ingenieros de la Boeing Corporation prepararon 3 informes para informar a la NASA sobre las posibles consecuencias del desprendimiento. Todos aquellos datos quedaron resumidos en 28 diapositivas de Power Point. Bastó esa información (28 diapos x 40 palabras por cada una = 1120 palabras) para que los expertos de la NASA decidieran que el incidente no tenía mayor trascendencia, que el Columbia estaba a salvo y que no hacía falta seguir investigando sobre el problema. Evidentemente, estaban equivocados. Y la Comisión de Investigación demostró que el Power Point tuvo la culpa. No de que el Columbia se desintegrara. Sino de que nadie se diera cuenta de que eso iba a ocurrir.

El informe técnico vs Power Point

“Es fácil entender cómo un senior manager puede leer esta presentación de Power Point y no darse cuenta de que está hablando de una situación de vida o muerte”, se puede leer en las conclusiones de la Comisión de Investigación del Accidente del Columbia. Puede parecer un comentario marginal, pero lo cierto es que en el informe se dedica una página entera al asunto del Power Point. En ella se critica duramente a la nueva cultura de trabajo de la NASA, que en los últimos años lleva haciendo un “uso endémico” de esta herramienta. Según los analistas de la NASA, el programa de Microsoft puede ayudar a los escolares con sus trabajos o a los hombres de negocios en sus reuniones. Pero los informes técnicos de los científicos son otro mundo. Cada dato, cada número puede ser vital. Y sin embargo, una pantalla media de Power Point contiene unas 40 palabras y tarda en leerse no más de 8 segundos. Además del riesgo de perder datos, el Power Point presenta otros dilemas de tipo semántico. Según algunos expertos, el afán por abreviar puede llevar a los usuarios a aplicar palabras similares para conceptos muy diferentes. Un ejemplo utilizado por la comisión: Tras el lanzamiento del Columbia, los ingenieros realizaron un estudio para analizar los posibles daños. El resultado fue, cómo no, una presentación en Power Point. En tan sólo una diapositiva (escogida al azar), se detectó que la palabra ‘significativo’ aparecía hasta 5 veces, aunque con significados muy diferentes. En algunas ocasiones quería decir “irrelevante” y, en otras, “una cantidad de daños tal que todo el mundo moriría”.

Conclusiones de la Comisión de Investigación del Accidente del Columbia (formato PDF). (página 191)


This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]