09 febrero 2006

EL "lado oscuro" del COPYLEFT

¿Microsoft detrás del copyleft?

Claro, lo del DRM y demás lo demuestra claramente...

Esta es la conclusión a la que podemos llegar tras leer un artículo publicado el día en La Voz de Galicia, Vigo (edición impresa) y en su correspondencia digital el día 27 de enero de 2006 en una entrevísta a Pedro Farré,Director del Gabinete de Relaciones y Gobierno Corporativo de la Sociedad General de Autores de España (leer artículo completo)

Cito textualmente un extracto de la entrevista:

"-¿Qué piensa del «Copy left»? (movimiento que propugna la libre circulación de ideas)

-Es un movimiento alentado por intereses oscuros. Hay quien quiere cargarse la propiedad intelectual por beneficio propio. El sector tecnológico quiere cargarse la propiedad intelectual y expulsar de la cadena del audiovisual aagentes tradicionales, como los productores o los distribuidores, para entrar ellos y pagar lo menos posible. Microsoft, Google y otras empresas tecnológicas están detrás de este movimiento."

¡Microsoft y el Copyleft!

En fin, para poder opinar definamos un poco el término "copyleft".

Copyleft utiliza la ley de copyright, pero dándole la vuelta para servir a un propósito opuesto al habitual: en lugar de privatizar el software, ayuda a preservarlo como software libre.

La idea fundamental del copyleft es que se autoriza la ejecución del programa, su copia, modificación y distribución de versiones modificadas, siempre que no se añada ninguna clase de restricción a posteriori. De este modo, las libertades cruciales que definen el «software libre» quedan garantizadas para cualquiera que posea una copia; estas libertades se convierten en derechos inalienables.Para que el copyleft sea efectivo las versiones modificadas deberán ser libres también. Esto garantiza que cualquier tarea basada en nuestro trabajo se pondrá a disposición de la comunidad si llegara a publicarse. Cuando los programadores que tienen empleo se ofrecen voluntariamente a mejorar el software GNU, sólo el copyleft impide que sus jefes les digan: «No podéis compartir esos cambios, porque vamos a utilizarlos para crear nuestra versión propietaria del programa». Copyleft garantiza que cada persona que recibe una copia o una versión derivada de un trabajo, pueda a su vez usar, modificar, y redistribuir tanto el propio trabajo como las versiones derivadas del mismo. Los autores y desarrolladores usan el copyleft en sus reaciones como medio para que otros puedan continuar el proceso de ampliar y mejorar su trabajo.

Y tras esta buena noticia seguiremos soñando a la espera de que Microsoft nos sorprenda con una versión análoga a Ubuntu Linux, quién sabe, quizá la proxima version de Windows se denomine XPuntu.

Para terminar estas terribles reflexiones reseñar otro apunte de la entrevista y una duda que me surje:

"...Creo que debería haber educación audiovisual en los colegios para que los niños aprendiesen a apreciar la calidad, al tiempo que sepan defender los derechos de autor como elemento básico para dotar de contenidos a los avances tecnológicos..."

¿A partir de que edad deberíamos implementar esta normativa? ¿quizá en parvulitos? ¿puede considerarse atentar contra la propiedad intelectual que un niñ@ de cuatro años calque un cromo o dibujo de Asterix y Obelix? ¿Debería realizarse una propuesta de enmienda a la nueva ley de educación?


03 febrero 2006

20 años de la explosión del Challenger

La misión 51L/STS-33 del STS (Space Transportation System-Programa del Transbordador Espacial) estadounidense, la número 25, terminó en desastre. El 28 de enero de 1986 la nave se desintegró a los 73 segundos del despegue. Un sello en forma de anillo del cohete derecho empezó a fallar, a causa de una combinación de inspección inadecuada y baja temperatura ambiental en el sitio de lanzamiento. Gases calientes salieron del cohete hacia el punto donde se unía con el tanque central de combustible, causando un fallo estructural. El cohete chocó con el tanque de combustible y lo rompió. Poco después el transbordador se deshizo mediante fuerza aerodinámicas, y el combustible se encendió causando una bola de fuego.

El desastre del Challenger se produjo en una era de presupuestos reducidos y una constante necesidad de justificar el programa de los transbordadores, iniciado en 1981 con el Columbia. La Nasa esperaba que enviar una profesora al espacio hiciera resurgir el interés público en los vuelos.

Esto pese a que la noche anterior, ingenieros de la Nasa recomendaron telefónicamente no lanzar la nave porque datos recientes mostraban que las bajas temperaturas podrían afectar la resistencia de los sellos. Según un informe encargado por el Presidente Reagan, bajo la presión de los superiores de la Nasa los profesionales procedieron pese a esta información.

La tragedia de la Nasa pasó a la historia, junto a numerosos mitos. Uno de ellos se refiere a la cobertura televisiva: aunque las imágenes son famosas, muy pocas personas vieron en directo cómo se despedazaba la nave. Eran los inicios de las noticias en la televisión por cable y, si bien CNN transmitía el evento, la mayoría de las grandes cadenas ya emitía otra programación al momento del accidente y luego usaron imágenes grabadas. Según los informes, la tripulación no murió instantáneamente cuando la nave se desintegró 73 segundos tras el despegue. La cabina resistió la explosión, y cayó al agua tres minutos después y los informes indican que los astronautas estaban vivos, pero la velocidad de 321 km/hr destrozó la estructura, aunque otros supuestos indican que la presion de aire dentro de la cabina se perdió, y se supone que ellos murieron por falta de oxígeno antes de caer en el Océano Atlántico.

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]